Uber Eats inicia reparto con robots en Tokio

Los robots en Tokio se implementaron ante la escasez de mano de obra por el envejecimiento de la población

Los robots invaden una pequeña zona de Tokio. Foto: AFP

Uber Eats ofrecerá un reparto con robots, a partir del miércoles, en una pequeña zona de la capital de Japón con la esperanza de extenderlo más adelante por el resto del país.

En las calles de Tokio escucharán: «¡Atención: robot!», para que el pequeño vehículo de reparto verde se abra paso por la ciudad para recoger y entregar pedidos realizados a través de la aplicación de entrega de comida a domicilio.

Tokio, que se enfrenta a una creciente escasez de mano de obra por el envejecimiento de la población, modificó el año pasado sus leyes de tráfico para permitir la circulación de robots de reparto en sus calles.

Otras empresas, entre ellas Panasonic, también estáprobando la entrega de mercancías a través de estas máquinas.

Los robots de Uber Eats llegaron a las calles de Tokio. Foto: AFP

¿Cómo son los robots de reparto de Uber Eats?

Los robots de Uber Eats, desarrollados por Mitsubishi Electric y Cartken, tienen dos grandes luces cuadradas como ojos y disponen de tres ruedas en cada lado para sortear las irregularidades en su ruta, que calculan ellos mismos.

Se mueven a 5.4 kilómetros por hora y disponen de sensores para evitar peatones y otros obstáculos, aunque siempre hay un operador humano preparado para intervenir en caso de que aparezcan problemas.

Por ahora, los usuarios deberán bajar a la calle para recibir al robot con su comida, pero en un futuro puede que llegan a la misma puerta de la oficina o del apartamento.

Las personas deben bajar de sus apartamentos para recoger la comida que entrega el robot. Foto: AFP

«Podría ser útil en un lugar de rascacielos como Tokio», afirma Alvin Oo, director de operaciones para Uber Eats en Japón.

En una demostración el martes, el robot repartidor casi chocó contra un peatón, pero también suscitó mucha atención. «Es tan adorable, tan llamativo», dijo Akemi Hayakawa. «Pensaba que se tropezaría con los pies de la gente, pero la gente le cede el paso», afirmó la mujer de 60 años residente de Tokio.

Los robots de Uber Eats ceden el paso en Tokio. Foto: AFP

«Japón tiene una población envejecida y en declive, con una grave falta de mano de obra. Así que esto es muy buena idea para Japón», comentó Hayakawa.