Lupe Tapia, Ovidio Guzmán y el «G1»: 3 severos golpes resquebrajan la cúpula del Cártel de Sinaloa

Luego de la detención de Guzmán Loera, se generó un conflicto entre las dos facciones del Cartel de Sinaloa: Los Chapitos, controlada por tres de los hijos de «El Chapo», Iván Archivaldo, Jesús Alfredo y Ovidio, y la liderada por El Mayo

La organización criminal del Pacífico o conocido popularmente como el Cártel de Sinaloa se ha llevado las planas de periódicos y medios digitales en los últimos meses. Y es que a través de operativos coordinados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), Guardia Nacional (GN) y Policía Estatal se ha logrado encajar nuevos golpes a la cúpula que comanda Ismael «Mayo» Zambada, aún prófugo, y Joaquín Guzmán Loera «El Chapo», condenado en una prisión de Estados Unidos. 

Luego de que en el estado de Chihuahua se registrara un motín en el Cereso N°3 de Ciudad Juárez que dejó un saldo de 24 reos prófugos y 17 muertos (10 custodios y 7 presos), además de un ataque armado al exterior e interior del inmueble con el objetivo de liberar a Alfredo Piñón de la Cruz, «El Neto», líder de los Mexicles, el año 2023 inició con uno de los primeros golpes a la organización sinaloense y una de las deudas del gobierno de la 4T. Nos referimos a la detención de Ovidio Guzmán López, hijo del famoso capo «El Chapo» Guzmán. 

El saldo del operativo fue de al menos 29 muertos, 10 de ellos militares y 19 presuntos integrantes del grupo criminal
Foto: Cuartoscuro

Otro jueves negro en la historia de México. Las Fuerzas Armadas Mexicanas detuvieron a «El Ratón» durante un operativo realizado en Jesús María, ciudad de Culiacán. Uno de los líderes del Cártel de Sinaloa fue aprehendido nuevamente luego de que en 2019 las autoridades lo retuvieran y soltaran. 

Los grupos criminales trataron de doblegar nuevamente a las fuerzas del Estado, provocando bloqueos y desatando balaceras en distintos puntos del Estado. Por su parte, las autoridades suspendieron clases, cerraron el Aeropuerto por unas horas y los hospitales dejaron de atender citas médicas. Incluso, se reportaron saqueos de tiendas. 

Luis Crescencio Sandoval, el secretario de Defensa mexicano, ha asegurado en conferencia de prensa que se trata de “un golpe contundente a la cúpula de poder” del Cartel de Sinaloa. Ovidio Guzmán fue trasladado en un avión oficial a la Ciudad de México, donde fue presentado ante la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada. Y posteriormente trasladado al Centro Federal de Readaptación Social no. 1 Almoloya, conocido también como «Altiplano». El saldo del operativo fue de al menos 29 muertos, 10 de ellos militares y 19 presuntos integrantes del grupo criminal. Ovidio logró un amparo para evitar su extradición a Estados Unidos. 

Detienen en Durango al «G1» 

Quince días después de la aprehensión a Ovidio Guzmán López, en el estado de Durango, se logró la captura de Gerardo Soberanes Ortíz, identificado como «El G1», operador financiero del Cártel de Sinaloa. En el operativo participaron varios helicópteros y decenas de efectivos que arribaron al fraccionamiento El Cortijo, un barrio residencial de lujo de la entidad.

Tras el enfrentamiento entre militares e integrantes del crimen organizado, el secretario Luis Crescencio Sandoval únicamente señaló un sicario herido de un brazo. En el mapa que presentó la Sedena, Soberanes Ortiz está en la tercera línea de jerarquía. «El G1» responde a los hermanos José Luis y Alejandro Cabrera Sarabia. 

La familia llegó a lo más alto de la organización debido a su poder para traficar toneladas de heroína a Estados Unidos. Ellos tienen contacto directo con Ismael «Mayo» Zambada, uno de los traficantes más buscados de la historia de México. Se unieron al Cártel del Pacífico debido a su habilidad para tener contactos con políticos de Chihuahua y Durango. 

Lupe Tapia 

Cerca de Culiacán y también de madrugada, como los dos anteriores casos, José Guadalupe Quintero, identificado como «Lupe Tapia» ha sido arrestado este jueves en un operativo en conjunto de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional. Desde 2014, el implicado era considerado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como uno de los responsables logísticos de Ismael «Mayo» Zambada. 

En agosto del año pasado, se había logrado la detención de su hijo Heibar Josué Tapia, también vinculado a la organización. Autoridades estadounidenses calificaron a Lupe Tapia como teniente mayor del Cártel de Sinaloa. Es el responsable de mover cantidades considerables de cocaína y marihuana desde Sinaloa a Estados Unidos. 

El Lupe, según la prensa local, fue arrestado por un operativo que incluyó helicópteros en Tacuichamona, un poblado rural de donde algunas fuentes señalan que es originario. El gobernador de Sinaloa, el morenista Rubén Rocha Moya confirmó que el hombre ya se encuentra en Ciudad de México y su operativo fue menos violento que el de Ovidio. 

El Lupe tenía una serie de empresas fachadas de transporte y mudanzas que en realidad usaba para traficar drogas de un lado a otro de la frontera. 

Hay que recordar que en 2015 «El Chapo» fue detenido y extraditado a Estados Unidos, donde cumple una condena. Su arresto generó un conflicto entre las dos facciones más poderosas del Cartel de Sinaloa: Los Chapitos, controlada por tres de los hijos de Guzmán, Iván Archivaldo, Jesús Alfredo y Ovidio, y la liderada por El Mayo, el único capo histórico del narcotráfico mexicano que a sus más de 70 años nunca ha pisado la cárcel. 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com