Los testigos que hundieron a García Luna en el juicio por narcotráfico en EU

Un total de 27 testigos participaron en el juicio que se llevó a cabo en Nueva York para determinar la culpabilidad del ex secretario

Después de un mes de juicio, el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, ha sido declarado culpable de cinco cargos: conspiración para transportar, importar y distribuir cocaína; declaraciones falsas y por pertenecer a una empresa criminal.

De acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, García Luna podría enfrentar una pena mínima de 20 años de prisión o una pena máxima de cadena perpetua.

García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública de México durante la presidencia de Felipe Calderón, es el exfuncionario mexicano de mayor rango en ser procesado por la justicia estadounidense por delitos vinculados al narcotráfico y la corrupción.

Un total de 27 testigos, quienes habían trabajado o colaborado con Genaro García Luna, participaron en el juicio que se llevó a cabo en Nueva York. Sus testimonios fueron fundamentales para determinar la culpabilidad del ex secretario.

Entre los testigos clave se encuentran:

Sergio Villareal Barragán “El Grande”

Sergio Villarreal Barragán, también conocido como «El Grande», fue lugarteniente de Arturo Beltrán Leyva y declaró que Genaro García Luna, quien fue encargado de la seguridad de México, recibió pagos por 1.5 millones de dólares mensuales del Cártel de Sinaloa.

«Vi a García Luna en varias reuniones. Formaba parte de la nómina del Cártel de Sinaloa y recibía entre un millón y millón y medio de dólares mensuales. En una ocasión, Arturo Beltrán Leyva le entregó entre 14 y 16 millones de dólares en efectivo, en cajas de cartón que no cabían en la camioneta que traían y se las llevaron en una Suburban que traíamos nosotros».

Además, «El Grande» señaló que el crecimiento del cártel no habría sido posible sin el apoyo de distintos gobiernos, corporaciones, de la Agencia Federal de Investigación y de García Luna, y que los funcionarios formaban parte de la organización.

Jesús “El Rey” Zambada García

Jesús Reynaldo Zambada, conocido como «El Rey», es un narcotraficante y hermano del cofundador del Cártel de Sinaloa, Ismael «El Mayo» Zambada García, junto con Joaquín «El Chapo» Guzmán.

En el 2018, «El Rey» testificó contra «El Chapo» Guzmán y mencionó la protección que García Luna brindaba al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos millonarios.

“Le entregué personalmente a García Luna 3 millones, una vez y 2 millones de dólares en otra ocasión; él dijo que no había problema con mi hermano (‘El Mayo’ Zambada), que se aseguraría de que no tenga procesamientos ni investigaciones directas”.

«El Rey» aseguró que García Luna estaba dispuesto a proteger a los líderes del cartel y a recibir pagos mensuales entre un millón y millón y medio de dólares.

Tirso “El Futbolista” Martínez Sánchez

Tirso “El Futbolista” Martínez fue un conocido distribuidor de cocaína que trabajó para cárteles mexicanos desde 1999, según las autoridades.

Fue detenido por la Policía Federal en 2014, acusado de tener vínculos con cárteles de drogas como Amado Carrillo Fuentes y los hermanos Beltrán Leyva, entre otros. Martínez Sánchez trasladaba la droga procedente de Colombia hacia Estados Unidos a través de trenes y otros vehículos.

Durante un testimonio en 2019, no nombró específicamente al ex secretario de seguridad, Genaro García Luna, pero indicó que los cárteles pagaron sobornos a oficiales mexicanos, incluyendo a aquellos que supervisaban los programas antidrogas y el personal encargado de la seguridad pública en México.

«Hubo un tiempo en el que el gobierno protegía a los cárteles de la droga», dijo Tirso Martínez Sánchez. «Pagaban sobornos y muchos de esos sobornos iban al jefe de la policía».

En su declaración, Martínez Sánchez también mencionó que la venta de drogas le permitió comprar varios negocios, como un restaurante en Tijuana y otro en Illinois, además de un negocio de venta de ropa, una avioneta, caballos y autos.

Óscar Nava Valencia “El Lobo”

Óscar Nava Valencia, alias «El Lobo», era un narcotraficante mexicano que fue líder del Cártel del Milenio. El Lobo fue detenido en 2009 y extraditado a Estados Unidos en 2016 para enfrentar cargos por tráfico de drogas.

En su testimonio en el juicio de Genaro García Luna, Nava Valencia declaró haber pagado al ex secretario de Seguridad Pública de México un total de 15 millones de dólares en sobornos a cambio de protección y servicios.

Según Nava Valencia, entregaron 10 millones de dólares en efectivo a García Luna en 2006 y 5 millones de dólares para obtener información sobre un decomiso de 23 toneladas de cocaína en el Puerto de Manzanillo en 2007.

Édgar Veytia “El Diablo”

Édgar Veytia, también conocido como “El Diablo”, es un narcotraficante y exfiscal de Nayarit, México. Durante el juicio contra Genaro García Luna, Veytia declaró que el expresidente Felipe Calderón habría ordenado a García Luna proteger a Joaquín El Chapo Guzmán.

“En 2011 el gobernador de Nayarit, Ney González, me dijo que venía de una reunión con Calderón y Genaro García Luna, quienes le dijeron: la línea era el Chapo. La línea significaba que deberíamos proteger a El Chapo y no a los Beltrán Leyva”.

Veytia confesó haber sido contador de los hermanos Pineda Villa, quienes formaban parte del círculo cercano de Arturo Beltrán Leyva. Además, reveló que García Luna estaba en la nómina del Cártel de Sinaloa, donde estaba registrado con los apodos “El Tartamudo” o “El Metralleta” y que recibió más de 10 millones de dólares en sobornos.

Francisco Cañedo Zavaleta

Francisco Cañedo Zavaleta, exintegrante de la Policía Federal, testificó en el juicio en contra de Genaro García Luna en Estados Unidos, y declaró haber presenciado una reunión en 2008 entre García Luna, Édgar Valdez Villarreal y Arturo Beltrán Leyva.

Cañedo Zavaleta dijo que vio a García Luna con los dos narcotraficantes y que solo observó a La Barbie con un arma larga.

«Vi al señor García Luna, junto con Arturo Beltrán Leyva y Édgar «La Barbie» Valdez Villarreal, estaban platicando. Yo solo observé a uno, La Barbie, con una arma larga… Había otras personas, pero yo nada más observé los rostros de ellos tres», afirmó Cañedo Zavaleta.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com