Cruz Azul tocó fondo y ya piensa en el próximo torneo

Por primera vez desde que fue campeón, La Máquina ni siquiera llegaría al repechaje; ahora ya busca a su sexto técnico y reforzar una plantilla que quedó a deber

Cruz Azul tocó fondo y ya piensa en el próximo torneo (Imago7)

A Cruz Azul le tomó más de 23 años romper su sequía para consagrarse campeón de Liga en el Clausura 2021. Sin embargo, a dos años y medio de distancia, ya nada queda de aquel proyecto deportivo y el equipo ha entrado en una espiral de desorden que ha tocado su punto más bajo en este Apertura 2023 al quedar virtualmente eliminado de entrar al Play In.

Con 17 puntos en 16 juegos, el cuadro celeste solo aspira a sumar 20 puntos en el cierre de esta temporada, mismas unidades que ahorita tienen León y Santos Laguna, noveno y décimo lugar respectivamente. Para lograr el milagro de colarse, Cruz Azul necesitaría ganarle por goleada a Puebla y luego esperar una gran carambola de resultados: que los laguneros pierdan su juego pendiente ante Monterrey y luego frente a San Luis; que Mazatlán caiga ante Toluca, al igual que Pachuca con Tijuana, Juárez con León y Querétaro frente a Rayados.

Eso sí, si el TAS le devuelve sus puntos a Puebla, automáticamente La Máquina quedará fuera porque cualquier resultado en el Pachuca-Tijuana lo rebasaría de los puntos que necesita. Las probabilidades son tan remotas que ya se toma a Cruz Azul como el gran fracaso de esta temporada, una en la que hizo una gran reestructuración con siete incorporaciones y alrededor de 20 millones de dólares invertidos, esperanzados en el mando de Ricardo Ferretti, el entrenador más ganador del futbol mexicano, al que solo le dieron tres juegos de Liga, más otros tres de Leagues Cup, de paciencia.

Era cuestión de tiempo
En el último año y medio Cruz Azul coqueteó más con el fracaso que con el éxito. Después del título de Liga, Juan Reynoso pudo sobrellevar el barco en los siguientes dos torneos, pero sin avanzar más allá de cuartos de final; su reclamo constante en ese tiempo fue la de reforzar al equipo a la altura de los jugadores que se estaban marchando. En ese Apertura 2021 y Clausura 2022 se desmanteló la plantilla campeona y el peruano finalmente salió del club, enfrentado con la directiva.

Y de ahí vino el desorden. Llegó Diego Aguirre y no superó las 11 jornadas del Apertura 2022. Con la peor derrota de la historia del club (7-1, ante América), el uruguayo cedió su lugar a Raúl Gutiérrez, quien salvó el barco esa temporada y llevó al equipo a cuartos de final a través de la repesca.

Sin embargo, en el Clausura 2023 otra vez la misma historia. El proyecto del Potro colapsó en las primeras jornadas y ahora tocó el turno del experimentado Ricardo Ferretti, quien enderezó un poco el rumbo y La Máquina pudo colarse al repechaje sin mayor éxito. Se pensaba que con el Tuca habría estabilidad, pero tampoco… para la Jornada 4 de este Apertura, Joaquín Moreno por fin recibía la oportunidad de su vida, pero las cosas no le salieron y con un 44 por ciento de productividad tendrá que dejarle su lugar a un nuevo entrenador. El sexto en estos últimos dos años y medio.

La Máquina había sobrevivido con bomberazos y arañando siempre la repesca; ahora no le alcanzará ni siquiera para eso. Entre los principales candidatos están Diego Cocca y Víctor Manuel Vucetich, más los que se sumen en los próximos días. Lo cierto es que la directiva quiere tener al nuevo estratega lo antes posible para armar una plantilla que trate de regresar a los primeros planos.

25 jugadores y contando
El armado de la plantilla es otro de los grandes pendientes de la directiva. Desde que fue campeón, Cruz Azul ha contratado 25 jugadores, de los cuales 12 ya no están en el club: Luis Ángel Mendoza, Augusto Lotti, Ramiro Funes Mori, Ramiro Carrera, Michael Estrada, Gonzalo Carneiro, Christian Tabó, Rómulo Otero, Luis Abram, Alejandro Mayorga, Ángel Romero e Iván Morales (quien estuvo registrado este torneo, pero no fue tomado en cuenta) pasaron sin pena ni gloria por la institución y la mayoría ni siquiera superó el año de permanencia.

Hoy Cruz Azul, más que esperar un milagro este fin de semana, ya mira de frente el semestre que viene. La deuda es grande y antes de que los torneos se sigan acumulando, este club tiene la obligación de volver a luchar por un título con un equipo que vuelva ser prota